lunes, 18 de febrero de 2013

Restauración fotográfica

Seguro que muchos de vosotros tendréis centenares de fotos por casa, me refiero a esas en papel fotográfico cuando el único método de revelado eran los carretes y que, con un poco de suerte y si sois de los que guardan hasta un alfiler, como yo, conservareis hasta los negativos. Pero también me atrevo a aventurar que tendréis algunas fotos antiguas que no poseen negativo ni nada que se le asemeje, esas imágenes únicas que se encontrarán deterioradas y en un estado de conservación lamentable por muy estiradas que hayáis intentado colocarlas en el álbum familiar.
El ineludible paso del tiempo y las condiciones en las que se han guardado han producido daños que ahora podemos reparar (hasta cierto punto) con la ayuda de la restauración digital, aunque a veces más bien se necesite un milagro para darles el aspecto de antaño. Los arañazos, cortes, manchas, dobleces y demás desperfectos pueden desaparecer, disimularse o integrarse de manera eficaz, dependiendo del estado del original y la gravedad de los daños.

Precisamente, hace poco, a mi abuela se le antojó recuperar unas fotografías que mi madre guardaba por uno de tantos cajones de casa; yo no podía consentir escanear las fotos sin más para llevarlas en un pendrive a realizar las copias pertinentes en la tienda de fotografía más cercana, así que dediqué unas horillas delante del Photoshop (ese programa que puede salvarte la vida o arruinártela según el empleo que cada uno le dé) para retocarlas y otorgarles ese aspecto que debían tener cuando fueron tomadas, recuperando su esplendor perdido.

Como podéis contemplar a continuación, algunas fotografías (como la primera o la última) están bastante bien conservadas, restaurarlas no me ha llevado mucho tiempo ni esfuerzo y han quedado como nuevas. Sin embargo, a la tercera le he dedicado más horas de trabajo que al resto, obviamente por su considerable deterioro, y he obtenido un resultado decente, mejor del que esperaba conseguir. En definitiva, he comprobado que desempeñando mi papel de restauradora fotográfica no me convierto en Cecilia Giménez Zueco con el "Ecce Homo", aunque con el éxito mundial que ha tenido la señora más me valdría... jajaja!!!





Y como aún parece que necesito quitarme la espinita clavada de haber tardado tanto tiempo en tomar las riendas del blog y recuperar el ritmo, me gustaría recompensar a los seguidores que más comentan por aquí (véase el ranking de "top comentaristas" en la columna de la derecha de este blog), haciéndoles un pequeño regalo.
Si figuráis en dicha lista y os apetece, mandadme vuestras fotografías antiguas (dos fotografías como máximo por seguidor) y yo me comprometo a restaurarlas gratuita y desinteresadamente. Si os animáis sólo tenéis que escanear aquellas fotografías antiguas que se os antojen (preferiblemente a una resolución de 300 ppp o superior) para que yo haga el resto; recordad que no importa en el estado en que se encuentren, yo intentaré hacer todo lo que esté al alcance de mi mano para arreglarlas. Enviadlas a mi dirección de correo electrónico, que también figura en mi perfil de usuario de Blogger y en la pestaña de contacta conmigo, y yo os las mandaré de vuelta todo lo bien que me queden.
La propuesta queda abierta y no hay plazo límite de envío, así que... ¡A participar, que es gratis!

10 comentarios:

  1. Jolín pues mira que me dijiste que la foto le faltaba un trocito cuando fuimos a imprimirla pero no me imaginaba que le faltara tanto, jejeje, yo las he visto como han quedado y para la antigüedad que tienen están muy bien. Muchas gracias por el regalo pero creo que yo no tengo ninguna foto tan antigua.

    Un besito y esperando la siguiente entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, que le faltaba un trozo en la esquina, pero no especifiqué su tamaño... jaja!!! Y unos dobleces que como podrás observar también tiene y yo ya no distinguía si eran ramas de árbol o desperfectos del papel fotográfico; menos mal que el trozo que tuve que inventarme era campo porque si llega a ser parte de un cuerpo o cabeza ni me imagino el trabajo...

      Muchas gracias por elogiar mi restauración; al ver las fotos impresas en papel, comparándolas con las originales, es cuando se aprecia la notable mejoría.

      Ya sabes, si acaso encuentras por casa alguna foto antiquísima y destrozada, aquí me tienes, a tu entera disposición y servicio, que este regalo no caduca ni tampoco se deteriora... jejeje!!!

      ¡Un besazo muy gordo!

      Eliminar
  2. Jooo te han quedado genial. Y muchísimas gracias por el ofrecimiento. Yo sí te las mandaré (no sé cuando porque las tengo que buscar).
    Quiero regalarle a mi madre una composición con fotos antiguas, y algunas están bastante mal, así que me vendrá de perlas.

    ¡Eres un solete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Bea, me alegro que te guste este ejemplo de restauración que he realizado, a veces es un trabajo delicadito, pero con paciencia y un buen uso del Photoshop no hay foto que se me resista.

      Cuando busques esas fotos ya sabes, mándalas a mi correo y yo encantada de colaborar y poder ayudarte, y más cuando se trata de echar una mano en un regalo tan personal y bonito; seguro que consigues elaborar una composición extraordinaria.

      ¡Un besote enorme y espero tus fotos!

      Eliminar
  3. Grandísimo trabajo Fátima!

    Currarte ese espacio que no existe es un trabajo de mucho nivel y lo has resuelto de manera muy profesional. Además de que no es nada fácil buscar las grietas entre las ramitas, le has tenido que echar pero que muchas horas!!!

    Esto de restaurar fotografías antiguas es un trabajo laborioso, pero que te da una satisfacción tan grande que compensa el esfuerzo, ¡estas recuperando recuerdos! y como comentas, no hay negativos de los que sacar copias. Photoshop en este caso es el gran aliado.

    Por cierto, veo a una señora que es Fátima dentro de un tiempo jejejejeje

    Yo te agradezco ese ofrecimiento que nos brindas, como tu y yo tenemos la suerte de poder 'dar brillo' a las fotografías, cedo mi sitio a alguien que no sepa y le haga ilusión recuperar una fotografía de su familia.
    Eres una tía muuuuy generosa, sin dudarlo de no saber restaurarlas, delegaría en ti un trabajo tan especial.

    Un besote y a seguir publicando (yo estoy parada pero para darle publi a mi última entrada (las chicas de Marca de Vida lo merecen), pero en unos días subo otra!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu valoración y crítica, tú mejor que nadie sabes el currele que lleva esto de la restauración.
      Lo de la tercera foto no tiene nombre, vaya estado en el que se encuentra la original; ni cronometré el tiempo para no asustarme.

      No sé si quienes se dedican profesionalmente a restaurar fotos ajenas invierten tanto tiempo y esmero, pero este trabajo es muy vocacional. Si yo no supiera hacer esto me gustaría que alguien competente lo hiciera como si se tratase de un autorregalo porque no sólo le entrego un trozo de papel maltrecho materialmente hablando.

      Aunque no lo parezca, en todas las fotografías salen familiares míos. Las niñas de la primera foto son mis tías-abuelas con su abuela. El hombre que viste de negro en la segunda foto era mi abuelo y la de las dos últimas es mi abuela... Seré buena restaurando fotos, pero malísima para sacar parecidos físicos... jejeje!!!

      Gracias por considerarme generosa, no sé si lo soy, no es falsa modestia, es que a veces se me ocurren ideas como esta y digo: a ver si puedo darle una alegría a alguien con algún detallito que yo sepa hacer, que bastantes indeseables hay ya por ahí sueltos que no hacen nada ni por su santa madre.
      Y no te restes méritos, que tú también eres muy buena al ceder tu sitio, aparte que soy testigo de que manejas el Photoshop como Billy el niño las pistolas, y por supuesto yo también depositaría en tus manos cualquier fotografía y no es ningún peloteo.
      Con tu permiso le comentaré a tu tocaya, ya que ha sido la primera en apuntarse, que si tiene alguna foto más para arreglar que me la mande; tú cedes tu puesto y yo se lo concedo a ella... ¡Qué buen karma vamos a tener las tres... jejeje!

      ¡Un besete muy gordote y espero con entusiasmo la próxima de tus publicaciones! Y de todo corazón deseo que las chicas de Marca de Vida nos trasmitan tanta energía positiva y trascienda a todos como tú lo hiciste con el logotipo que diseñaste para ellas.

      Eliminar
  4. ¡Qué bien te han quedado! Ahora mismo no puedo ver el ranking porque estoy desde el móvil, pero me dijo parece una idea muy chula y generosa. Estoy de acuerdo con Bea, ¡eres un solete! Gran gran suerte tuve al toparme contigo en mis inicios blogeros.
    Ya miraré las fotos antiguas y le consulto a mi madre si quiere recuperar alguna en especial.

    Muchas gracias artista de los sentimientos.

    Un beso sin necesidad de restaurar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, David! Me alegro que te guste el trabajo de restauración que he realizado con las fotos familiares, hasta yo me he sorprendido.

      No es necesario que mires el ranking del "Top comentaristas" si no puedes, sé que desde el móvil no se puede acceder a la columna de la derecha por lo de la versión de blogger para móviles; pero ya te informo yo que estás en la lista y de los primeritos... jejeje!!!

      Cuando quieras me mandas esas fotos y yo las restauraré encantada, lo que sea con tal de hacer feliz a mi gente del blog y darles un regalo así de peculiar y que esté al alcance de mis conocimientos.
      Y muchas gracias por decirme tú también que soy un solete y muy generosa... aisss!!! No me lo digáis tan a menudo que me lo voy a creer al final... jajaja!!!

      ¡Un besazo recién revelado!

      Eliminar
  5. Igual vales para un roto,como para un descosido,jajaja,te han quedado genial buena forma de conservar foticos,y asi no se rompen las esquinas ni les faltan trozos,jajaja.muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kike, menudo currele llevan las imágenes, pero bueno, creo que conservar unas fotografías tan antiguas es todavía más complicado que repararlas... jeje!!!

      Por cierto, si tienes alguna vieja fotografía por casa y te gustaría restaurarla ya sabes que puedes mandarlas a mi correo o, en tu caso en concreto, dármelas personalmente para que las escanee y te las devuelva como recién reveladas.

      ¡Un besote!

      Eliminar

Anímate y deja un comentario... ¡Gracias!